El Dulce de Leche Argentino

Un dulce  argentino por tradición, que nos caracteriza en todo el mundo.  

El dulce de leche argentino tradicional, según cuentan algunas historias populares, se produce desde comienzos del 1800, allá por el año 1829 cuando de casualidad una señora que se encargaba de cocinarle nada menos que al General Juan Manuel de Rosas, por un descuido, olvidó una preparación de leche con azúcar al fuego. Y fué así como surgió el dulce de leche  argentino tradicional que comemos en nuestra mesa hoy.

El dulce de leche en nuestro país es un producto de consumo masivo, se registra un consumo anual aproximado de 115 mil toneladas. Siendo nuestro primer comprador extranjero, el vecino país de Chile que mantiene año tras año un crecimiento de consumo sostenido. Esto se debe gracias a la calidad del producto argentino.

Desde los años ´90, la exportación del dulce de leche hacia el resto del mundo va en aumento. En distintos lugares se produce de diferente manera, pero es el tradicional dulce de leche argentino el tan deseado por la gente.

Según un viejo estudio realizado en los últimos diez años, fue en el año 2010 que se registró un record de producción de dulce de leche tradicional en nuestro país. Con un sorprendente total de 131.000 toneladas de producción de este dulce tan especial y característico para todos los argentinos.

Día Nacional del Dulce de Leche Argentino

Hace ya 24 años se festeja este día. El pasado 11 de octubre fue la última celebración por este festejo. En el resto del mundo se conoce como el "World dulce de leche Day"

El fin de festejo es rendirle tributo al dulce tradicional que nos caracteriza.

El dulce de leche argentino se consume como acompañante de infinidad de alimentos. Se incorpora a los churros, facturas, tortas, alfajores, cubanitos, budines, cupcakes, ensaimada, helados, chocolate y una gran variedad de opciones donde se incorpora el chocolate.

Un postre muy solicitado por los argentinos es "Panqueques con dulce de leche" por tradición y por gusto, se trata de un producto que se consume en gran cantidad en nuestro país.

Pero este no es el único postre que requiere de dulce de leche. Contamos con infinidad de recetas que incorporan el dulce de leche argentino tradicional  como un ingrediente esencial. Podemos decir que en cualquier cumpleaños es indispensable contar con algún bocado que aporte una porción de dulce de leche argentino.

Existen distintos estilos de dulce de leche argentino.

Dulce de leche heladero: Se trata de todo dulce de leche al que se le agrega colorante. Se agrega para resaltar específicamente su color marrón oscuro con el fin de que sea aún más atractivo.

Dulce de leche repostero: El dulce de leche repostero es todo aquél que se le agregue espesante como aditivo para hacer un dulce más espeso. Su uso suele ser de repostería y el costo se suele ver deducido.

Dulce de leche tradicional: El dulce de leche a secas, es el que no cuenta con ningún tipo de aditivo, ni colorante ni espesante. Se trata del dulce de leche común que se puede utilizar para distintos fines y cuyo sabor es tradicional.