Helado de dulce de leche casero

Un clásico del verano al que nadie se puede negar es el helado. Y con un toque especial si lo hacés en casa.

El helado de dulce de leche casero artesanal es simplemente exquisito por su consistencia cremosa.

Una opción para agasajar a los invitados con un postre casero tradicional de la estación hecho en casa, aún si no tenés máquina de helado.

Una receta de helado casero para no perderse.

Los ingredientes que se necesitan son:

  • 500 gr de crema de leche
  • 4 cucharadas de leche en polvo
  • 1 taza de azúcar
  • 1 lata de leche condensada
  • 1 pizca de sal
  • 8 claras de huevo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 250 gr de dulce de leche común

Preparación del helado de dulce de leche casero:

Mezclar las claras de huevo con el azúcar se puede hacer con batidora eléctrica durante dos minutos o con mezclador de alambre manual durante cinco minutos enérgicamente.

Luego agregar la pizca de sal, la esencia de vainilla y la leche en polvo. Continuar batiendo y agregar la crema de leche y la leche condensada durante aproximadamente unos cinco minutos más con batidora eléctrica o unos diez minutos con batidora manual.

Cuando la preparación esté espesa entonces es el momento justo para agregar el pote de dulce de leche y mezclar hasta que el dulce de leche se mezcle con la preparación.

Poner toda la mezcla en un recipiente de plástico apto para freezer y colocar en el freezer. Cada 30 minutos mezclar un poco para que la preparación no se estanque en el fondo y el dulce de leche quede repartido por toda la crema. Además, al revolver un poco la preparación cada media hora, el helado de dulce de leche casero se vuelve mucho más espumoso.

¿Cuando estará listo el helado de dulce de leche casero?

Bueno esto depende de tu gusto y tiempo. Lo ideal es que permanezca al menos unas 8 horas en el freezer para que quede con una consistencia típica de heladería, pero si el tiempo con el que contás es mucho más corto, no quiere decir que el helado no esté listo mucho antes, pero todo depende de la textura con la que quieras presentar tu postre.

Para servirlo siempre es ideal contar con el cucharón de helado para servir en bochas. Pero de no contar con uno, se puede calentar con agua tibia una cuchara sopera común y servir en bowls o cucuruchos.

Para mejorar la presentación existen diversas posibilidades de toppings. El jarabe de caramelo es una buena opción. Pero las opciones son incontables, se puede agregar frutos secos, merengue triturado, trozos de galletitas oblea, gomitas de colores, lentejas de chocolate, garrapiñadas, trocitos de chocolate, maní triturado, etc.

Todas las opciones son válidas para acompañar nuestro helado de dulce de leche casero y una buena idea es presentarlas todas en platitos separados para que cada invitado elija de acuerdo a sus gustos.