Tips para crear los mejores postres con un toque personal

¿Quién puede resistirse a un riquísimo postre? 

Nadie, y aún menos si es casero. Eso es gracias a su exclusivo y único sabor de haberlo preparado en casa con mucho amor.

Pero todo tiene su secreto. A continuación te ayudamos con algunos consejos que no podés pasar por alto si lo que buscás es lograr los más auténticos y exquisitos postres.

La clave principal : Utilizar ingredientes frescos y limpios.

Los ingredientes deben ser frescos para transmitir un sabor único y suave. Si se trata de frutas y tenés la posibilidad de colectarlos de tu propia huerta, es aún mucho mejor. Es muy importante, en el caso de utilizar frutas, lavar bien y sacar cualquier parte que tenga machucada, podrida o de color inusual. Cualquier rinconcito podrido puede dar un sabor no esperado en tu postre y terminar arruinando todo el esfuerzo.

En el caso de las frutas siempre es mejor que sean de estación para asegurarnos que los sabores son los que esperamos. De no tratarse de frutos de estación, se pueden conseguir congelados. Es muy común utilizar frutos rojos congelados ya que suelen conservar bastante bien el sabor original al descongelarse.

Sin embargo si se trata de cacao, harina, o cualquier otro tipo de ingrediente en polvo, es imprescindible controlar las fechas de vencimiento y aún así revisar siempre el estado y calidad de los ingredientes que vamos a utilizar para la elaboración del postre casero. Pues un simple gorgojo en un paquete de harina me estropeará por completo mi plato.

Otro aspecto a tener en cuenta: Ingredientes con sabores únicos

Ciertos ingredientes tienen sabores únicos. Para crear el mejor postre casero que se distinga de aquellos industrializados, lo esencial es agregar algún ingrediente como ser vainilla en rama, frutos secos, ralladura de limón o toppings para decorar y para darle un toque único y personalizado.

La importancia de la bebida que acompaña el postre.

Para cada combinación de ingredientes existen distintas bebidas que pueden acompañar el postre. Sea dulce o salado, siempre hay una buena combinación que hace resaltar los aromas y texturas de tu pequeña gran obra de arte plasmada en un postre casero.

En caso de servir un plato súper dulce con caramelos y frutos secos la mejor bebida para acompañar este postre es un vino tinto espumoso.

Pero si por ejemplo se trata de un postre casero con sabor a chocolate con leche es mucho más conveniente servirlo junto con un vino joven, que sea tinto como por ejemplo un Pinot Noir o un Merlot

El touch final.

Por último, pero no menos importante, es darle un toque personal al postre como ser la presentación, la decoración y la vajilla.

Elegir una decoración temática. Se puede conseguir moldes temáticos sea cumpleaños, navidad, pascuas o cualquier otra festividad y espolvorearse sobre un rincón del plato del postre con un color y sabor que combine con los ingredientes del postre casero. Se puede espolvorear con azúcar impalpable o cacao en polvo, por ejemplo.